¿Que son los Contratos Por Diferencia y como funcionan?


Los CFD, más conocidos como Contratos por Diferencia, son un tipo particular de contrato muy utilizado por toda la industria financiera para permitir a los clientes la posibilidad de operar con distintos productos financieros de una manera muy sencilla, y especialmente con un capital muy bajo. El sector del trading social también hace uso extenso de los CFD y lo ofrece a los inversores y traders en general junto con el Forex.

En este artículo veremos brevemente la historia de este contrato derivativo, cómo funciona en términos muy simples y las características principales.

Breve historia de los CFDs 

Nacido en Londres a principios de los 90, inicialmente basado en swaps de capital, el CFD tenía la ventaja adicional de ser un producto marginado exento del impuesto de timbre, un impuesto particular de ese país. Los CFDs fueron utilizados inicialmente por los fondos de cobertura y los inversores institucionales con el fin de proteger su exposición accionaria en la Bolsa de Valores de Londres de una manera económicamente conveniente. A finales de los años 90 se introdujeron los CFDs por primera vez a los inversores comerciales.

Algunas empresas británicas contribuyeron entonces a su difusión de estos derivados al ofrecer plataformas innovadoras en línea que dieron la oportunidad de verificar los precios y realizar transacciones en tiempo real.

Alrededor del 2000, sin embargo, los inversores se dieron cuenta de que el beneficio real de la negociación con CFD no era la exención del impuesto de timbre, sino la posibilidad de aplicar el apalancamiento financiero a cualquier activo subyacente. Este fue el punto de inflexión que lideró la expansión y el aumento de popularidad de los CFDs.

¿Qué es un CFD (Contrato Por Diferencia)?

El CFD es un instrumento financiero cuyo precio se deriva del valor de otros tipos de instrumentos de inversión, mejor conocidos con el nombre de "subyacentes". Esto lo sitúa en la categoría macro de instrumentos derivados. El comercio con CFDs tiene lugar entre los inversores individuales y las empresas que ofrecen este servicio. No hay contratos estándar (es decir, regulados de acuerdo a leyes precisas) para los CFDs, de tal modo que cada empresa puede determinar las características de sus contratos, pero todos tienden a tener algunos puntos comunes:
  • Son instrumentos financieros negociados OTC, es decir, Over The Counter (en mercados no regulados).
  • Ofrecen muchas opciones con respecto a los posibles activos subyacentes de los contratos (un número mucho más elevado que otros derivados).
  • Tienen un umbral de entrada bajo, gracias al uso del apalancamiento (son mucho más baratos que los contratos de futuros, por ejemplo).
  • Generalmente hay una proporción directa entre el contrato de CFD y el producto subyacente en sí (las cotizaciones, aunque en diferentes mercados, tienden a ser las mismas), esto le permite al trader obtener la misma ganancia que habría obtenido realmente al poseer el subyacente y no sólo el contrato derivado (de hecho, el rendimiento puede depender de dos factores, a saber, los posibles dividendos y la brecha de precios del contrato). 
  • Son herramientas que requieren un préstamo de margen de los fondos de los traders que los utilizan. 
  • Son contratos sin vencimiento y por lo tanto la posición se cierra cuando se hace una nueva operación en la dirección opuesta. La compañía que ofrece servicios de trading con CFDs puede cobrar un cierto porcentaje como comisión u honorario por el servicio de negociación o por la apertura de la posición. Éstos costos pueden incluir el spread entre el precio Bid y el precio Ask, comisiones, tarifas por posiciones overnight y otros.
Pueden encontrar información más detallada sobre los Contratos Por Diferencia y sus características generales en el siguiente manual, que proporciona una guía completa sobre los CFD:

-Manual sobre los Contratos Por Diferencia

En lugar de negociar o intercambiar físicamente el activo financiero (por ejemplo, comprar o vender físicamente las acciones de una empresa), el CFD es una transacción en la que dos partes acuerdan intercambiar dinero sobre la base del cambio de valor (precio) del activo subyacente, que ocurre entre el punto en el que se abre la operación y el momento en que se cierra la operación.

Una de las partes de la transacción se define como "comprador" y la otra como "vendedor". El comprador obtiene una ganancia en caso de que el valor del subyacente aumente, y sufre una pérdida en caso de que el valor del subyacente disminuya. Por el contrario, el vendedor experimenta una pérdida en caso de que el valor del subyacente aumente, y obtiene una ganancia en caso de que ocurra una caída en el valor del subyacente.

¿Como funcionan los CFD?

Si, como inversionista, usted quiere especular en relación al aumento en el precio de las acciones de Apple, entonces tiene diferentes alternativas. Para simplificar, vamos a describir aquí las dos más significativas, con el fin de explicar más facilmente como funcionan los CFD.

- Compra tradicional de acciones de Apple 

 A través de su broker, ingresa una orden de compra en la plataforma de negociación. La orden es procesada por el broker que la envía directamente a la bolsa NASDAQ, donde se negocian las acciones de Apple. Supongamos, por simplicidad de cálculo, que usted compra solamente una (1 acción de Apple).

En este momento, se cobrará a su cuenta un total de $127 (el precio requerido para comprar una acción de Apple en ese momento) y la acción comprada se cargará en su depósito.

Así, usted tendrá $127 menos en la cuenta y una acción con un valor de $127 cargada en su cuenta. A nivel de balance no va a cambiar nada, lo que significa que su capital siempre es de $127, anteriormente en efectivo y ahora en forma de acciones. En la práctica, usted ha invertido dinero para poseer una parte de la empresa.

En este punto, como propietario de una parte de la empresa, su esperanza es que la empresa decida distribuir las ganancias, y que la acción en sí aumente de valor.

Si hipotéticamente, en algún momento el precio de la acción sube y llega a ser cotizada a $130, usted podría decidirse a vender la acción, y usted tendrá cero acciones en su depósito de acciones y $130 de nuevo en la cuenta, con un aumento en sus activos totales de $3.

-Operación de compra de CFD sobre acciones de Apple

A través de su broker, ingresa una orden de compra en la plataforma de negociación para la compra de CFD con acciones de Apple como activo subyacente.

El CFD, para la operación de compra, tendrá el precio de $127, tomando el valor del subyacente en el momento de la operación (por el momento no incluimos el spread para simplificar las cosas). La ordene a través del broker  no terminará en NASDAQ (como sucedió en el ejemplo anterior) sino en un mercado paralelo, generalmente un mercado interbancario.

La orden se ejecutará, pero usted no recibirá ninguna acción por la compra, por el simple hecho de que no está negociando la compra de una acción real, sino sólo un derivado.

Por lo tanto, en su depósito no verá que se cargué ninguna acción, y el dinero no desaparecerá de la cuenta con un cargo, sino que será simplemente bloqueado (con la aplicación de un margen de garantía por parte del broker) hasta el cierre de la operación.

En nuestro caso didáctico se realizó la operación con apalancamiento x1, es decir, sin utilizar el apalancamiento (elemento que en realidad es ampliamente utilizado con los CFDs), por lo que el capital bloqueado en su cuenta como margen será igual a $127, que es el precio de una acción del subyacente.

Como antes, cerramos la posición con una transacción opuesta, por lo que al vender a un precio de $130 el contrato que fue comprado anteriormente a $127, se obtiene la diferencia de $3.

A primera vista, con estos dos ejemplos, parece que no hay tantas diferencias. En ambos casos involucramos un capital de $127 para ganar $3.

Sin embargo, entrando en más en detalles, podemos observar las siguientes diferencias en cuanto al funcionamiento de los CFDs:

-No hay ninguna entrega del subyacente: en este caso, un depósito de acciones, con los gastos de gestión relacionados, no es necesario. Usted tiene solamente una cuenta de trading con la suma que depositó, y el bloqueo del margen utilizado variará dependiendo de la cantidad y la dirección de posiciones abiertas y del apalancamiento usado.

-Negociación con apalancamiento: En el ejemplo anterior se realizó una operación con CFD sobre Apple como activo subyacente y un apalancamiento de x1. ¿Qué pasaría si se realizara una operación usando un apalancamiento de x2?

Al operar con un apalancamiento de x2 y con una inversión de $127, el capital que realmente está controlando es igual a $127 x 2 = $254. Es decir, dos acciones de Apple. Por lo tanto, si va a cerrar la operación a $130, como en el ejemplo anterior, el resultado sería:

($130 - $127) x 2 (número de acciones correspondientes a mi inversión) = $6

Habiendo duplicado el apalancamiento, con el mismo capital se ha obtenido el doble de la ganancia.

Utilizando un apalancamiento de x2 también se puede invertir el argumento anterior, e invertir la mitad del capital, que es de $63.5. ¿Qué pasaría en este punto?

$63.5 * 2 = $127 o 1 acción

Al cerrar la transacción a un precio de $130 el resultado sería:

($130 - $127) * 1 (número de acciones correspondientes a la inversión) = $3

Con la mitad del capital, habiendo duplicado el apalancamiento, ha controlado un valor equivalente a una acción. De esta manera, ha obtenido un beneficio igual al ejemplo inicial, en el que compró directamente la acción, aunque lo hizo con la mitad de su capital.

Operar con margen, utilizando el apalancamiento, le permite al trader aumentar los beneficios potenciales, pudiendo acceder a los mercados incluso con un nivel de capital más bajo que el requerido para negociar físicamente el activo subyacente. Esto además le permite diversificar su cartera aunque disponga de un bajo nivel de capital.

Por otro lado, un uso excesivo de apalancamiento en condiciones de volatilidad, sin saber exactamente lo que está haciendo, puede ser un gran riesgo para un inversor sin experiencia.

Como mencionamos anteriormente, cada compañía tiene sus propios CFD con sus propias características, ya que se tratan de derivados OTC. Por ejemplo, en este artículo sobre los CFDs de eToro se profundizan sus características.

En el caso de los CFD de eToro, una de las mayores compañías de trading social en la actualidad la cual basa todo su sistema de negociación en CFD, sus clientes pueden recibir dividendos en los CFD sobre acciones, lo cual a primera vista puede resultar extraño ya que en los contratos de derivados los traders no poseen realmente el subyacente.

Para entender como es esto posible, pueden consultar el artículo sobre los dividendos en los CFD de acciones de eToro.


TAG
Author Avatar

Soy una persona interesada en los mercados financieros que se ha educado en este tema por su propia cuenta. Tengo experiencia en el Forex, mercado de valores y un poco con acciones. Soy emprendedor y también me interesan los negocios online y la tecnología, principalmente la Internet.